Mi libro GRATIS en Amazon por 4 días

PortadaA principios de febrero del año pasado, como ya comenté por acá, publiqué mi segundo libro, Cuentos de hadas para dormir adultos, por la plataforma de Amazon. Si quieres saber un poco más de él, puedes hacer clic acá. Y si quieres leer ocho cuentos de muestra que he publicado en el blog, lo puedes hacer por este enlace.
Pero eso no tendrá mayor sentido en los próximos 4 días, porque desde el primer segundo de hoy viernes 6 de abril hasta el último segundo del lunes 9 la versión digital del libro estará disponible para todos y completamente gratis. Así que no tendrás ocho cuentos de muestra, sino todo el libro, con sus 32 historias.

Creo, por ende, que tiene sentido que te aconseje que no pierdas tiempo y vayas a reclamar tu copia gratis para que disfrutes de estos cuentos de hadas intoxicados y adulterados. Y ya luego me contarás, por aquí o por el perfil en Amazon, qué tal te ha parecido. Tu descarga del libro y la valoración que hagas de él me ayudará a que se haga más visible entre la montaña de obras que publica Amazon a diario. Así que más que agradecerme el gesto a mí, te agradezco yo tu contribución.

¿Y qué tienes que hacer si deseas una copia gratis? Nada complicado. Entras en alguno de los enlaces que dejaré al final de este post y, si ya tienes cuenta en Amazon, podrás comprar con solo un clic en el botón naranja a la derecha de la página. Y, si no tienes cuenta, haces clic en el mismo botón y Amazon te guiará en el proceso para crear una cuenta (tan sencillo como abrir una cuenta de correo electrónico). Así que, ahí te dejo los enlaces:

* Para usuarios de amazon.com: http://amzn.to/2EqT5fI

* Para usuarios de amazon.es: https://amzn.to/2IZ30IL

PD: Para usuarios de Amazon en otras locaciones (ej.: México), basta con que escriban en el buscador “Cuentos de hadas para dormir adultos” y lo encontrarán.

Anuncios

Me publicaron en la revista “Temporales” de la NYU

Temporales

Este será un post muy breve, solo para informarles algo que debí haber anunciado hace ya varios días, pero que no había tenido tiempo de hacer. La revista Temporales, que edita el MFA de Escritura Creativa en Español de la Universidad de Nueva York, publicó Juanita Reverón, que ya saben es uno de mis cuentos favoritos y más queridos de cuantos he escrito, en su edición del mes de marzo. Ahorita mismo podrían encontrarlo tan solo con acceder a la página principal. Pero si están leyendo esto y ya no estamos en marzo de 2018, entonces basta con que vayan a la sección de ediciones anteriores (al final de la página) y seleccionen el mes correcto.

Y si ya han leído Juanita Reverón, igual vale mucho la pena que se pasen por la página de Temporales, porque en la edición de este mes, compilan 15 textos de excelente calidad, que representan una muy buena muestra de lo que se está haciendo ahora mismo en el mercado iberoamericano, y que, por su variedad (encontrarán cuentos, poemas, crónicas, ensayos, reseñas literarias, etc.), dejarán satisfechos a lectores de todos los gustos. Y apenas les estoy hablando de la edición de este mes, que es una muestra a escala del buen trabajo que está llevando a cabo esta revista, que mes a mes nos deja una selección pequeña pero bien nutrida de literatura contemporánea, para que nos actualicemos y deleitemos.

Sigue leyendo

He publicado mi segundo libro de cuentos

Póster-Promocional-1

¡Hoy es un gran día para mí!

Ya está disponible para la venta (en versión física y digital) mi segundo libro: Cuentos de hadas para dormir adultos. Es el resultado de años de trabajo, lecturas y repensar mucho este interesante género que engloba a los cuentos de hadas, los relatos maravillosos, las fábulas y mucho más, para traerlo al presente y devolverle el tono adulto que alguna vez tuvo, pero con más cinismo y espíritu lúdico.

El recurso de parodiar, reescribir y trastocar cuentos de hadas es uno ampliamente usado en la literatura, y por ello mi interés en este libro en todo momento fue conseguir llegar al núcleo de cada historia y desde allí retorcerlo todo. En otras palabras, tratar de ofrecer una lectura por completo nueva del género, si es que algo como eso es posible. Espero, en definitiva, que de estos 32 cuentos el lector salga removido en algunos de sus cimientos… no para sentarnos a construir moralejas, que ya estamos grandes para eso, pero sí para disfrutarnos, así, movidos. Si quieres leer una historia más completa detrás de la creación del libro, puedes entrar acá.

He autopublicado el libro por Amazon por el interés de probar la así llamada aventura de la autogestión, pero he tratado de que todos los componentes del libro (diseño, diagramación y corrección) tengan la calidad que me gusta ver en los libros que leo y admiro.

Por el momento, si están interesados en comprarlo, pueden hacer clic en alguno de los enlaces a continuación y, luego, si les ha gustado, pueden recomendarme con otros y dejarme algún comentario aquí en el blog o por el perfil en Amazon.

* Para usuarios de amazon.com: http://bit.ly/CDHPDA

* Para usuarios de amazon.es: http://bit.ly/CDHPDAes

PD: Tomen en cuenta que en Amazon pueden leer el primer 10% del libro gratis, o sino pueden leer la muestra que he colgado aquí en mi blog, para hacerse una idea de si les gusta . Yo espero que así sea.

3 nuevas publicaciones en marzo

3 publicaciones

Este marzo, mes número tres del año, ha traído sorpresas por partida triple en forma de antologías y revistas. Es una fortuna increíble para mí poder decir que mi nombre sale en tres nuevas publicaciones. En la imagen superior pueden ver el collage que forman las tres portadas, aunque no en el orden de publicación.

La primera en salir a las estanterías digitales fue Dispara usted o disparo yo, la antología de microrrelatos policiales que organizó la Revista Brevilla, de la mano de Lilian Elphick y la colaboración de una decena de corresponsales de varios países; once para ser precisos y, entre ellos, nuestra Geraudí González, encargada de la compilación y cacería de los autores venezolanos, a quien le debo y le agradezco el gesto de sugerirme para la publicación.

Este 13 de marzo las redes se llenaron de enlaces para descargar este tan esperado libro digital, que compila a más de ciento setenta autores, de dieciséis países y tres idiomas, todos unidos por el lenguaje en común del cuchillo, la celada nocturna, el cadáver y la huella oculta. Casi 300 microcuentos de variadísima extensión: desde el constricto espacio de un tweet hasta el expansivo de poco más de un folio. E incluso cuenta con un microcuento fotográfico que termina de darle variedad al trabajo de compilación, junto con los textos bilingües en inglés y portugués. Toda una joya para cultivar buenas horas de lectura y disfrute.

Es mucho más que un lujo compartir bits junto con escritores cuyo trabajo admiro y es un referente continuo de todo cuanto hago, como Ana María Shua y Guillermo Bustamante Zamudio, además de mis compañeros de letras venezolanos. Confieso que hasta el momento he leído a muy pocos (que todavía no sé combinar la paternidad con la lectura), pero esto es lectura obligada para los próximos días, que ya la curiosidad me mata casi tan impunemente como en buena parte de las historias que se pueden leer aquí.

Si quieres leer esta genial obra, puedes descargarla sin costo por aquí: http://bit.ly/Brevilla

El segundo libro en ver la luz del día fue la antología del ganador y los 4 finalistas del Premio Anual de Cuento Salvador Garmendia [1° Ed.]. Este 20 de marzo se realizó una bonita presentación y bautizo de la obra en el Rectorado de la UC, a cargo de Joaquín Marta Sosa, quien es parte del consejo editorial de Fundavag Ediciones, la editorial encargada de traer este libro a la vida, lo mismo que de promover el concurso, junto con la Feria Internacional del Libro Universidad de Carabobo (FILUC).

Joaquín habló de forma muy sensible y elocuente tanto sobre la obra y legado de Salvador Garmendia como del trabajo de los autores que forman parte de la obra. Para este momento, cuando ya he logrado leer tanto el cuento ganador como las tres menciones especiales (sin contar la mía que, por supuesto, ya había leído antes… y que volví a leer ahora en papel), puedo decir que es altamente gratificante formar parte de un libro con historias tan bien logradas e ingeniosas. Si esta es solo una muestra de 5 de los 421 participantes del concurso, puedo entender que los jurados realmente lo tuvieron difícil para tomar su decisión. Pero ya hablaré con un poco más de detalle sobre este libro más adelante, en un post dedicado exclusivamente a este.

Por lo pronto, si quieres leerlo debes estar muy atento a las redes sociales, para cazar alguna de las varias presentaciones que se estarán haciendo del libro que, por el momento, son las ocasiones idóneas para comprarlo. Creo que ya será a partir de la FILUC 2017 cuando se conseguirá más fácilmente para la venta, junto con el volumen que compilará al ganador y las posibles menciones de este premio en su segunda edición, que en este mismo momento tiene su convocatoria abierta. Así que, si tienes un cuento que se ajuste a lo indicado en las bases del premio, no dejes de participar.

Y para cerrar, la última obra en ocupar las estanterías digitales viene por partida doble. Se trata de la edición 2017 de la revista peruana de ficción breve Plesiosaurio que, como nos tiene acostumbrados desde su edición número 3, incluye simultáneamente dos volúmenes. El primero de ellos, que es en el que salen dos de mis textos publicados, es el dedicado a la divulgación de estudios sobre la microficción, e incluye ensayos, entrevistas, reseñas y más. Allí aparecen dos de mis microensayos sobre microficción venezolana.

Porque de lo más emocionante que tiene esta edición de Plesiosaurio, al menos para mí y muchos amantes venezolanos de la microficción, es que está por completo dirigida a mostrar el desarrollo de este género en nuestro país. Y, como es bastante lógico, aquí también aparece el nombre de Geraudí González vinculado, en el rol de editora invitada, junto a su editor en jefe y director, Rony Vásquez Guevara. A ambos les agradezco la amabilidad de permitir que dos de mis textos hagan vida en medio de tan valiosa selección de trabajos.

El segundo volumen de este número de Plesiosaurio es el encargado de mostrar la antología de microcuentos, que para esta ocasión hace un repaso por los autores más influyentes y relevantes de nuestra microficción venezolana (más de treinta en total), y lo suma a su habitual selección de escritores jóvenes, con veinte autores más, de seis países distintos. Una selección tan cuidada y variada como esta, que va desde lo académico hasta lo literario, es una de las razones por las cuales Plesiosaurio se ha vuelto un referente entre las revistas dedicadas a esta brevísima forma narrativa.

Si quieres leer el volúmen 1 de la revista Plesiosaurio, puede descargarla sin costo por aquí: http://bit.ly/Plesio9-1

Si quieres leer el volúmen 2 de la revista Plesiosaurio, puede descargarla sin costo por aquí: http://bit.ly/Plesio9-2

Dicho lo dicho, no queda mucho más por agregar salvo lo obvio: se siente genial publicar y hacerlo de tres en tres se siente mucho mejor. Espero que los que descarguen o compren las obras las disfruten tanto como yo me disfruto tener allí mis pequeñas huellas.

Uno dos seis… años de ConVíctor_y_Confeso

uno-dos-seis-portada

¡Sí, señoras y señores! ConVíctor_y_Confeso cumple 6 años desde su primera publicación. Y este año quise hacer algo especial para celebrarlo. Quizás la imagen que corona el post les dé una pista. Para los que dijeron algo relacionado con la palabra “libro”, les aclaro que acertaron. He creado un pequeño libro digital, de descarga gratuita, al que he titulado Uno dos seis. Si hacen clic en la imagen lo pueden descargar, o lo pueden hacer por aquí, o ya bien al final del post. ¿Y para qué tantos enlaces de descarga? ¡Qué sé yo! Lo único que sé es que también lo pueden descargar por acá y por acá, aunque todos los acaces son el mismo enlace.

Spam aparte, la invitación a descargar es obvia, pero quizás no tanto la de que pueden compartir el libro con quien lo deseen. Si es alguien que nunca se ha dado un paseo por este blog, sería genial si lo invitan a que se descargue el libro directamente desde aquí. Pero, si se lo envían sin mediación, tampoco pasa nada.

Este libro está compuesto por 36 microcuentos, todos publicados en este blog a lo largo de los últimos 6 años, y elegidos por un simple criterio de gustos personales, pero divididos por año (6 microcuentos por cada año, contados de octubre a octubre). Así pueden explorar la cronología, la cualidad y variedad de mi trabajo a lo largo del tiempo.

Los microcuentos de este libro son muy variados tanto en extensión, como en temas y en recursos. En algunos hablo de zombis, en otros de fantasmas y en otro más de magia, mientras que también exploro géneros como el detectivesco, la mitología griega, los cuentos de hadas, los relatos bíblicos y otras relaciones intertextuales, con literatura, televisión, teatro y más. Los registros van desde la comedia al terror, pasando también por el drama y otras cosas un tanto más difíciles de catalogar. En definitiva, se trata de una selección de microcuentos tan variopinta como el espíritu de este blog y mis intereses al escribir.

No quedaría más que decir que invitarlos de nuevo a que descarguen el libro, lean (o relean) sus microcuentos a gusto (en el orden que deseen, en la cantidad que deseen) y lo compartan con quien crean que lo puede disfrutar. Y, mientras pasan las páginas, brindamos por otros seis años más de este blog. ¡Salud!

El enlace definitivo y final para su descarga, a continuación.

Haz clic aquí para descargar el libro.

PD: ¡Feliz cumpleaños, ConVíctor_y_Confeso!

Recibí mención en el Premio Anual de Cuento Salvador Garmendia 1° ed.

cuento-concurso

En el que desde hace años es mi mes favorito, y en el marco de la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo (FILUC), una de las razones de que sea mi mes favorito, he recibido una excelente noticia: Mi cuento El dolor recibió mención en la primera edición del Premio Anual de Cuento Salvador Garmendia.

Quizás alguno de los que ahora lee esto recuerde que, en el año 2013, mi libro Manual de patologías resultó ganador del VIII Concurso Nacional de Narrativa Salvador Garmendia. Como se puede ver, son dos premios completamente distintos, pero ambos parten del homenaje al mismo autor. Un autor que, por demás, merece estos y muchos otros homenajes. Y, si yo fuera un hombre creyente, se merecería que encendiera al menos una vela frente a una de sus obras. Porque es segunda vez que tengo el honor de que su nombre arrope algo escrito por mí. Aunque, ahora que lo pienso, siempre he tenido una vela (apagada) cerca del lugar de mi biblioteca donde reposa su selección de cuentos editado por la Fundación Bigott, titulada El regreso. Quizás de allí la suerte que me ha dado y que este cuento haya ganado justo en este concurso y no en los dos anteriores en los que lo inscribí, al igual que Manual de patologías, que fue enviado al menos a 3 concursos antes de que lo intentara con el que llevaba el nombre de este genial escritor.

Sea como sea, para mí es un honor haber recibido una mención en un premio cuyo jurado estuvo compuesto por nada más y nada menos que Victoria de Stefano, Antonio López Ortega y Miguel Gomes. Y compartir libro con 4 relatos que, por lo poco que adelantaron los jurados durante la entrega del premio, parecen geniales y me gustaría leer (ya les contaré cuando los lea). La Fundación Rosa y Giuseppe Vagnoni (FUNDAVAG), promotora principal junto a la FILUC de este concurso, editará un libro en el primer trimestre del 2017 con el cuento ganador y las 4 menciones. Y los libros que hace son preciosos, así que estoy ansioso por ver cómo quedará.

Como anécdota curiosa, puedo contar que en este concurso se tomaron la molestia de identificar cada cuento con un número, de acuerdo al orden en que fueron enviados para su participación, lo cual me permitió saber que yo fui el primero en enviar su cuento. No sé qué demuestre eso de mí, pero lo quería contar.

Otra anécdota curiosa es que el germen de este cuento surgió en otro concurso de características muy distintas, del año 2011. Se llamaba To be continued y consistía en escribir capítulos para una novela negra colectiva. Con un primer capítulo de partida escrito por Santiago Rocagliolo, cada participante tenía que hacer su propuesta para un segundo capítulo. Y una vez elegido el segundo capítulo, se participaba por el tercero, y así sucesivamente. El germen de este cuento fue mi propuesta para el capítulo 8 si no me equivoco. Ahora puedo decir que agradezco no haber ganado, porque ello me permitió explorar con mayor profundidad este tema que me ha obsesionado desde hace mucho: escribir un relato sobre el Trastorno de Identidad Disociativa que fuera un poco más fiel a las descripciones de los manuales diagnósticos. Además de mi interés por escribir un relato enmarcado por completo en el lenguaje cinematográfico y otras ideas que quería incorporar y no hubiera podido hacer en el concurso original.

Me tomó 4 años (por periodos sueltos)  terminar de escribirlo y creo que, para la fecha, es la cosa más enrevesada y extraña que haya escrito. Así que estoy orgulloso del final que tuvo y me anima a seguir sumergiéndome más en experimentos enrevesados y extraños. De hecho, ya hay algunos proyectos en activo basados en esa premisa. El tiempo dirá qué surgirá de allí.

Por ahora, despido esta nota personal transcribiendo el veredicto del jurado, para dejar constancia aquí del ganador y los otros autores con menciones. A todos, mis felicitaciones.

Sigue leyendo

El blog Solo50 me ha entrevistado

A continuación, les dejo la entrevista que me ha hecho Carmelo Urso, quien lleva las riendas del blog Solo50, especializado en todas las formas de microliteratura, y donde tuve la oportunidad de hablar un poco sobre este tema desde mi experiencia. Espero que les guste.

———————

Carmelo Urso: Estimado Víctor, muchas gracias por esta oportunidad de dialogar. Antes que nada, cuéntales a nuestros lectores y lectoras algunas cosas sobre ti: dónde naciste, dónde creciste, qué estudiaste y a qué te dedicas en la actualidad.

Víctor Mosqueda Allegri: Gracias a ti por ofrecerme este espacio para hablar de la microficción, uno de mis temas favoritos en literatura. Contestando tu pregunta, nací en Valencia, Venezuela y crecí entre Valencia y Caracas, pero mudándome constantemente tanto de casas como de colegios. Estudié psicología en mi ciudad natal y a eso me dedico profesionalmente, aunque también trabajo como corrector ortotipográfico y de estilo e intento forjarme un nombre como escritor, aunque estas dos ocupaciones las desarrollé de forma autodidáctica.

CU: Estimado amigo, hay quienes hoy en día comienzan enseñando escritura creativa a través de los géneros breves (microcuento, haiku, nanorelato). Consideran que estos géneros son adecuados para escritores principiantes. No obstante, En tu “Microdecálogo del microcuentista” expresas: “Aprende a contar una historia con 10.000 palabras, luego con 1.000, más tarde con 100, luego con 10. Nunca al revés”. En tu caso personal, ¿cómo llegaste a la microficción?

VMA: Yo llegué a la microficción hace más de una década, sin saber que lo que estaba haciendo tenía un nombre. Había leído textos breves de Cortázar, Kafka, Monterroso, etc., pero creía que solo eran curiosidades de la literatura, que no se tomaban demasiado en serio. Pero a mí me resultaron apasionantes ejemplos de lo que la narrativa podía lograr con recursos y espacios muy limitados. Así que empecé a intentar reducir la extensión de mis cuentos y surgieron algunas microficciones informes, que poco a poco he intentado pulir. Confieso, de hecho, que todavía no me considero capaz de escribir buenas microficciones de 10 palabras, a menos que surjan de algún golpe de suerte, en los que, cabe acotar, no creo, y por ello no está allí mi apuesta.

Así que sí creo que los géneros breves son complejos y merecen el mismo respeto que cualquier otro género. Pero no necesariamente creo que es imposible empezar a escribir narrativa desde lo breve. Es más una cuestión de cómo se enfoque. Si la idea que se intenta vender es que deberías escribir microficción porque es más fácil que escribir cuentos largos o novelas, entonces entrarás a ella con concepciones erradas, que hará difícil que logres algo de calidad. Lo mismo si alguien dijera que se debe iniciar por los textos largos y luego seguir hacia los cortos, tal como yo digo en mi decálogo. Es decir, allí lo que intento es hacer ver, con un tanto de sarcasmo, es que este no es un género sencillo y requiere de dedicación y constancia, pero sobretodo de conocer las reglas generales de la narrativa y las específicas de la microficción. De otra manera, uno sale al campo de batalla que es la escritura armado a medias.

Punto y aparte, sí creo que los géneros breves son excelentes para interesar en la escritura a jóvenes reacios a ella. Porque si a esos jóvenes le enseñaron a odiar la literatura, empezar leyendo “La Ilíada” les terminará de arrancar toda motivación. Leer, en cambio, microficción humorística, que abunda, microficción lúdica, sórdida, sorprendente, que hable en el lenguaje del joven, lo ayudará a notar que la literatura tiene algo que ofrecerle, y que él tiene algo que ofrecerle a la literatura. Si luego se decide por los géneros breves, medios o largos, dependerá de los gustos que forje; no de las supuestas dificultades de un género u otro.

CU: En ese mismo microdecálogo afirmas que el microcuento es algo que se cuenta, pero no es cuento. ¿Podrías ahondar sobre ese aserto?

VMA: La microficción es una forma narrativa y, como tal, narra o cuenta algo. Pero no todo lo que es contado puede llamarse cuento. El resumen oral de mi día, que le cuento a cualquier persona, es algo que se cuenta, pero no es un cuento. No tiene estructura e irrespeta casi todo lo que se puede irrespetar del canon del cuento. Algo parecido pasa con la microficción. Si bien podemos encontrar casos donde el texto breve tiene inicio, desarrollo y desenlace, donde podemos identificar a un personaje principal y a otro secundario, e incluso donde se narra más de una anécdota, estos son la minoría, y rara vez son los más cortos. Por lo general, la elipsis que practica el microcuento es tan intensa que arrasa consigo no solo trozos de la anécdota a contar, sino trozos de la estructura interna de la narración. Si yo inicio un microcuento diciendo “Blancanieves llegó a la oficina de Sherlock Holmes para que le ayudara a resolver el crimen de uno de los enanos…”, ya no tengo que ahondar en la psicología de los personajes, recurso casi obligatorio en el cuento. Y si empiezo un cuento por el clímax (ej.: “Cuando la bala me atravesaba la sien…”), ya no requiero de plantear el inicio, ni el desarrollo. El afán de concreción del microcuento todo lo devora, y lo que termina quedando en la mayoría de las ocasiones no es un cuento, aunque se cuente, y en algunas ocasiones ni siquiera podría llevar el apellido de “narrativo”, aunque ese sí es un tema más denso.

CU: Hay quienes piensan que la escritura es un acto íntimo, estrictamente personal. Sin embargo, en el año 2015 formaste parte del proyecto “Memorias del Porvenir”, novela colectiva de ciencia ficción. Háblanos un poco de esa experiencia. ¿Qué se siente escribir a 24 manos? Explica a nuestras lectoras y lectores en qué consiste el Síndrome de Marfan.

VMA: Escribir a doce manos ha sido la experiencia más interesante, intensa, estresante y gratificante que he tenido como escritor. No solo se trata de doce plumas, con creatividad independiente, sino de doce egos en constante fricción, lo cual dentro del mundo del arte no es poco decir. Para enfrentarnos a un monstruo de tantas cabezas se tuvo claro desde un inicio que era requerido algún sistema que administrara a cada participante, aunque garantizando la libertad creativa de cada cual. Para ello se conformó un equipo de corrección de trama, que se encargaba de hacerle seguimiento a todos los hilos de la historia y sugerir las correcciones que fueran necesarias en cada momento, para que la novela no se resquebrajara y terminara resultando un libro con doce historias independientes sobre un tema en común. Yo formé parte de ese equipo de corrección y puedo decir que en muchos momentos se sintió como hacer equilibrio sobre un hilo de telaraña. Fue un trabajo que nos llevó más de un año, pero creo que el resultado fue una novela colectiva sólida, que si bien tiene las voces de doce escritores, con su respectiva individualidad creativa, deja la sensación de haber sido escrita por un solo cerebro, eso a pesar de tratarse de una compleja y enrevesada trama de ciencia ficción y misterio. Mezclar lo íntimo del acto creador con lo colectivo te recuerda que la literatura es arte, pero también es técnica y disciplina.

CU: En tus microcuentos se nota tu gusto por la fantasía y la ciencia ficción. En el pasado, estos géneros solían ser denostados por la crítica literaria, pero hoy en día gozan de una popularidad impresionante. ¿Cuál es tu impresión personal sobre esos géneros? ¿Qué autores le recomendarías a aquellos que quieran iniciarse en ellos?

VMA: Efectivamente, me gusta mucho lo fantástico al escribir microficción. Ya sea que deje de fondo una explicación mágica o científica, me encantan las historias que salen del hilo de la realidad cotidiana. Aunque también soy un gran consumidor de historias realistas y me encanta escribirlas. Creo que es parte de la visión ecléctica que se vive en la actualidad. Ya no es solo que géneros como la ciencia ficción, antes considerados géneros menores, son bien valorados, sino que también se ha abierto la puerta, dentro de la literatura, a otras expresiones culturales que antes se calificaban como de poco valor literario. El cómic, la televisión (buena o mala), el cine (bueno o malo), los videojuegos, las revistas del corazón (y agreguen ustedes lo que deseen) son medios que alimentan a la literatura, como temas de fondo y también como base para su estructura. Aunque sigo considerando que es muy importante conocer y estudiar la literatura clásica (dicen que para saber quiénes somos debemos saber de dónde venimos), hoy en día un joven escritor que solo ha leído cómics o que solo ha visto anime tiene una excelente bibliografía para alimentar una literatura seria y de calidad, siempre que tenga al menos un mínimo de instrucción en escritura creativa y mucha intuición y talento.

En lo particular, no soy un gran lector de ciencia ficción, pero sí la consumo mucho en cine y televisión. De allí que no pueda dar una lista de obras a consultar, porque de hecho, tampoco creo mucho en esas listas. Para lo que yo escribo cada día de mi vida, me ha servido tanto el recuerdo de algún clásico de la literatura, como el trozo de un capítulo de Los Simpsons, un artículo de Wikipedia, un chiste que me contaron de niño, una leyenda que escuché en un campamento, una conversación que capturé en el supermercado o una película increíblemente mala, que no volvería a ver y jamás osaría recomendarle a nadie. Creo que es importante consumir con espíritu crítico todo lo que nos pase por delante, y allí estaremos armando una bibliografía personal muy rica y variada, que tarde o temprano se reflejará en una mejor escritura.

CU: En 2013, ganaste el premio “Salvador Garmendia” por tu libro “Manual de Patologías”. Cuéntanos cómo se gestó ese volumen narrativo y de qué trata. ¿Dónde puede ser adquirido?

VMA: Me gusta pensar que “Manual de patologías” es una suerte de libro pulpo, porque allí convergen años de escritura de otros proyectos de libros que no había concluido para el momento. Pero eso no quiere decir que sea un libro compilatorio de varios cuentos de distinto origen. En principio “Manual de patologías” fue un proyecto independiente, con sus propios cuentos, su propia investigación y su trabajo particular. Duré dos años escribiendo cuentos para ese futuro libro, y terminé el proceso con 40 posibles candidatos. Pero cuando fue momento de cerrar la escritura, e iniciar las fases de corrección y edición, noté que muchos de los otros cuentos que había escrito para otros proyectos de libros tenían rasgos en común con “Manual de patologías” y decidí incluirlos en el paquete, para probar cómo funcionaban dentro de un libro con una filosofía diferente. Y me encantó notar que no solo funcionaban allí sino que seguían funcionando en los proyectos de libro para los que fueron creados, de modo que podían leerse de dos formas, de acuerdo al libro que los arropara. Así llegué a tener unos 55 cuentos en total, y empezó la fase de depuración. El libro final terminó teniendo 33 cuentos, de los cuales 11 pertenecen a otros 8 proyectos de libro, que no sé si escribiré algún día, aunque así lo espero. Pero si llego a hacerlo, me fascina la idea de que mi primer libro sea una suerte de mapa que sirva para trazar parte del camino de mis letras.

En “Manual de patologías”, entonces, compilo un conjunto de historias sobre mi visión personal de las patologías mentales. Allí expongo a unos personajes un tanto extraños, pero sin ningún afán pedagógico, ni mucho menos aleccionador o motivacional. Mi idea era explorar este imaginario desde una visión artística, humana a veces, inhumana en otras ocasiones, porque me dejé llevar, durante la escritura, por diferentes voces, para que el texto final fuera abierto y dejara en el lector la necesidad de completar la lectura con su visión personal. De la misma forma, exploro allí un repertorio bastante amplio de recursos literarios y formas narrativas, contando incluso con un capítulo de textos más experimentales, que reflejan la forma lúdica en que vivo la literatura.

Para los que estén interesados en adquirirlo y vivan en Venezuela, pueden conseguirlo en las Librerías del Sur de todo el país. Y para los que viven en otros lugares, espero poder tener pronto algunas copias disponibles en Amazon. Si se suscriben a mi blog, se enterarán de primeros cuando consiga hacerlo.

CU: Un mensaje a todas y todos aquellos que, pese a la difíciles circunstancias actuales, quieren dedicar su vida al arte de la escritura.

VMA: Salvo que tengan mucha suerte (que no estoy tan seguro de que justamente para lo que nos ocupa sea verdadera suerte), el camino a la publicación es largo, y por ello deben transitarlo con varios apoyos. El primero es la compañía. Caminar muy cerca de otras personas con nuestros mismos intereses ayudará a mantener la motivación en alto. Y si resulta que estos acompañantes son lectores críticos, que no temerán decirnos cuando algo de lo que escribimos no les gusta, mucho mejor, porque podrán crecer juntos. Para que ello funcione, entonces, también debemos empacar mucho de autocrítica, pero nunca tanta que nos quite la voluntad de continuar escribiendo o, peor, de mostrar lo que tenemos, participar en concursos, etc. Si a eso le sumamos una dedicación obsesiva a aprender cada vez más sobre los entresijos del arte que nos ocupa (en nuestro caso, aprender de ortografía, gramática, recursos literarios, errores frecuentes, etc.), lo único que restaría sería elegir las lecturas no técnicas que acompañarán nuestro camino. Y allí, como ya adelanté antes, no creo que sea prudente recomendarle algo a nadie. Lejos de lo que dicta el canon de lecturas obligadas, cada cual debe de leer (y consumir por otros medios) lo que siente que alimenta su necesidad de escribir. De nada sirve gastar una semana leyendo uno de estos ladrillos obligatorios, si saliste de allí tan vacío como entraste, y si no te movilizó ni una sola vez las ganas de escribir.

Para finalizar, no creo que nada de lo que haya dicho sea una fórmula del éxito (pues no creo que existan), pero al menos me parece uno de los caminos más congruentes a transitar, para que al final del día nos sintamos seguros de que estamos haciendo las cosas bien y, si la publicación sigue tardando en llegar, estaremos un poco más tranquilos, pero sobre todo, ocupados en seguir creciendo.

Sólo50: El Megasitio de la Microliteratura en Español

VÍCTOR MOSQUEDA ALLEGRI VÍCTOR MOSQUEDA ALLEGRI

Carmelo Urso: Estimado Víctor, muchas gracias por esta oportunidad de dialogar. Antes que nada, cuéntales a nuestros lectores y lectoras algunas cosas sobre ti: dónde naciste, dónde creciste, qué estudiaste y a qué te dedicas en la actualidad.

VÍCTOR MOSQUEDA ALLEGRI: Gracias a ti por ofrecerme este espacio para hablar de la microficción, uno de mis temas favoritos en literatura. Contestando tu pregunta, nací en Valencia, Venezuela y crecí entre Valencia y Caracas, pero mudándome constantemente tanto de casas como de colegios. Estudié psicología en mi ciudad natal y a eso me dedico profesionalmente, aunque también trabajo como corrector ortotipográfico y de estilo e intento forjarme un nombre como escritor, aunque estas dos ocupaciones las desarrollé de forma autodidáctica.

microficción

Carmelo Urso: Estimado amigo, hay quienes hoy en día comienzan enseñando escritura creativa a través de los géneros breves (microcuento, haiku, nanorelato). Consideran que estos géneros son adecuados…

Ver la entrada original 2.270 palabras más

Vota por mi blog en los Premios 20Blogs

20 min

Hoy empezó la fase de votaciones de uno de los concursos para blogueros más grandes e importantes de Iberoamérica. Hablo del Premio 20Blogs, que organiza el portal 20 minutos de España.  Esta es su décima edición y este año hay un total de 7562 blogs participantes, distribuidos en veinte categorías. Mi blog, Con_Víctor_y_Confeso, está participando en la categoría “Personal”, donde hay un total de 722 inscritos.

Como podrán suponer, este post es para animarlos a que se paseen por mi perfil en 20Blogs y voten por este espacio virtual para la literatura, el cine y la televisión. De esa forma estaré participando tanto por el premio del público (que lo gana quien obtenga más votaciones), por el de mejor blog por categoría y mejor blog 2015. Si los he animado, entonces lean a continuación los breves y sencillos pasos a seguir para poder votar por mi blog.

Pasos para votar

1. Entrar a este enlace:
http://lablogoteca.20minutos.es/convictor_y_confeso-50583/0/.

2. Registrarte en el portal de 20 minutos. La manera más sencilla es haciendo clic en el botón “Conéctate” de facebook, que se encuentra en la esquina superior derecha de la página.

NOTA: 20 minutos no envía ningún tipo de spam por suscribirse al portal.

3. Hacer clic en el botón que dice “Vota a este blog”. OJO: Solo de esa manera se vota. Las 5 estrellas donde dice “Vota” solo son para dar una apreciación al autor sobre su blog, pero no equivalen a un voto formal.

4. ¡LISTO! Lo demás es totalmente opcional. Puedes dejar un comentario al final de la página (normal o por facebook), y puedes compartir el enlace por tus redes sociales.

———————

Eso sería todo. Mil gracias anticipadas por ayudar a que Con_Víctor_y_Confeso llegue cada vez a más personas. Y nos vemos en la premiación. ¡Cruzo los dedos!

Sobre los Versatile Blogger Awards

versatile-blogger

Los Versatile Blogger Awards son uno de estos premios que se otorgan a título personal y a modo de cadena, sin que medien más formalismos que los de un conjunto de simples reglas de juego y tu ánimo de participar o no. Como este existen otros premios similares, que no mencionaré porque justo ahora no los recuerdo, y no tengo el afán de investigar. Después de todo el premio que me han concedido ha sido el Versatile Blogger y no ningún otro. En concreto, ha sido la blogger Madame Layla quien me ha honrado con su nominación, dándole a ConVíctor_y_Confeso uno de los quince cupos que indican las normas.

Si me hubiesen preguntado hace un par de semanas qué opinaba sobre este tipo de premios autogestionados, de seguro hubiera dicho un conjunto de cosas cínicas. Así que el más sorprendido he sido yo al darme cuenta que me dio mucho gusto enterarme que Layla había pensado en mi blog al momento de hacer su lista de premiados. De golpe me borró el cinismo de la cara y me sacó una sonrisa. La sonrisa de saber que tu trabajo le llega a alguien, que, lugares comunes aparte, es la razón por la que la mayoría (y me incluyo) se metió en estas aguas turbias de publicar textos en algo tecnológicamente tan arcaico como un blog. En la mayoría de las ocasiones se siente como jugar paredón o boxear contra tu sombra, y este tipo de gestos te recuerda que de vez en cuando aparece otro en la cancha para seguirte el juego. Por todo eso, gracias Madame Layla (no dejen de pasar por su blog, que se encontrarán con muy buenas sorpresas).

Dicho esto, tengo que pasar a cumplir con el resto de las reglas del premio. Se las resumo. Tras la anterior introducción, me toca a mí, ahora, ser quien nomine a otros quince blogs de mi agrado para que reciban el premio. Los criterios los decido yo. Y luego, debo contarle siete cosas de mí a la persona que me nominó. Empecemos por los nominados.

———————

And the Versatile Blogger Award goes to…

1. anaisbarrios.wordpress.com (un blog sobre psicología infantil muy sensible y necesario).

2. colectivoletrafranca.wordpress.com (el blog del colectivo de literatura Letra Franca).

3. morrocotuda.com.ve (el blog de variedades de Emma, que ayer estuvo de cumple).

4. antologiadelaconmocion.wordpress.com (el blog de periodismo literario de Diana Moncada; hermoso).

5. geraudi-gonzalez.blogspot.com (Comarca mínima, el blog de minificción de Geraudí González, nuestra especialista regional del tema).

6. frankbaiz.blogspot.com (el blog del guionista Frank Baiz Quevedo, referencia obligada para quien quiera aprender este género).

7. digopalabratxt.com (el blog de variedades literarias dirigido por Oriette D’Angelo; cada día más grande).

8. mircoferri.blogspot.com (el “cuarto de juegos” y “depósito de nostalgias” de Mirco Ferri).

9. egocentrista.wordpress.com (un blog de variedades y humor, pero serio; o algo así).

10. hermanoseparados.blogspot.com (la bitácora compartida de Carlos y Jorge Patiño, separados al nacer).

11. hermanoschang50.blogspot.com (muy bien, es una revista, no un blog; pero se ajusta al formato y es una interesante ventana).

12. debarbasyboinas.wordpress.com (un blog variado e interesante, al que hay que seguirle la pista).

13. filoloca.wordpress.com (el blog de Andrea Crespo Madrid; de todo un poco y todo muy bueno).

14. solo50.wordpress.com (un blog gigante sobre la microliteratura en español).

15. yonunca.wordpress.com (lamentablemente extinto desde el 2014, pero sigue siendo de mis favoritos).

———————

Siete cosas de mí…

1. Estoy esperando una hijita.

2. Hago beat box en la ducha (bueno, en la calle también y en casi cualquier lugar, pero supongo que en la ducha resulta más chistoso).

3. Me dan urticaria las conversaciones de fanáticos de un deporte (sobre todo de las que ocurren entre fanáticos de equipos rivales).

4. El primer poema que escribí en mi vida, lo hice porque quería participar en un concurso y comprarme una guitarra eléctrica con el premio (no gané).

5. En algún momento pensé que quería ser sacerdote. Hoy soy ateo.

6. Recién acabo de terminar un diplomado en cinematografía. Hacer cine es un deseo con el que he coqueteado desde hace tiempo.

7. En los últimos años me he vuelto fanático de las series de televisión, hasta el punto de que casi no puedo pasar un día sin invertir al menos una hora en ello.

Moneda de cambio

Lectura dramatizada del cuento “Moneda de cambio”, perteneciente al libro “Manual de patologías” de Víctor Mosqueda Allegri, durante la presentación del mismo en la Feria Internacional del Libro UC (FILUC, 2015).

Actores: Juan Sebastián Ramos (Señor A), Eleazar “Kike” Márquez (Míster B).

* El video tiene fallas en la sincronización con el audio.