Hablemos sobre: recursos simplistas para narrar

NOTA: Si quieres saber en qué consiste y cómo se organiza esta sección del blog (Hablemos sobre corrección literaria), visita este enlace, donde también encontrarás un índice con los artículos publicados y algunos de los próximos a publicar.

Para ponernos en contexto

Hoy abordaremos la corrección de una novela corta de misterio. Aunque su género y argumento no son relevantes para lo que ocupará nuestra atención. Estaremos hablando sobre recursos simplistas para narrar. Esos elementos que en ocasiones usamos porque son la salida más fácil, porque no nos requieren demasiado esfuerzo, no nos sacan de nuestra zona de comodidad o porque nos vimos en un callejón sin salida, tratando de expresar una idea por medio de recursos estéticos más adecuados y con afán preciosista, pero nunca supimos terminar de darle forma.

En el caso de este autor, eran tres los recursos simplistas que se repetían con cierta frecuencia a lo largo de la obra: 1. Dirigir las emociones del lector por medio de palabras de peso (apunte 24). 2.  Incorporar preguntas excesivas como forma de mostrar el aspecto reflexivo del texto (apunte 25). 3. Incorporar exclamaciones excesivas para mostrar sorpresa o entusiasmo (apunte 52).

Para ello, entonces, vamos a analizar dos trozos de texto, el primero de ellos que corresponde a las primeras oraciones de la novela (después de su prólogo ficcional), y el segundo ya en un punto más avanzado, pero todavía ubicado en la fase de presentación de la obra. Los dejo, entonces, con los textos a analizar.

Texto 1:

Hace una semana, me caí del sofá en medio de una siesta de mediodía y, al revisarme el golpe en el espejo, descubrí algo inaudito. Descubrí  con espanto que mi cara estaba cubierta por completo de tatuajes horribles. Inexplicablemente, nadie sino yo, hasta ahora, lo ha notado. ¿Cómo es posible que algo así suceda y nadie se dé por enterado? De verdad, lo ignoro.

Texto 2:

Anoche fuimos a ver el ballet en un teatro que queda a pocas cuadras de casa. Por eso fuimos a pie. El teatro estaba recién remodelado y esta obra fue la elegida para su estreno. Melinda pensó que me haría bien caminar. ¡Y no se equivocó!

Sigue leyendo

Anuncios

Me publicaron en la revista “Temporales” de la NYU

Temporales

Este será un post muy breve, solo para informarles algo que debí haber anunciado hace ya varios días, pero que no había tenido tiempo de hacer. La revista Temporales, que edita el MFA de Escritura Creativa en Español de la Universidad de Nueva York, publicó Juanita Reverón, que ya saben es uno de mis cuentos favoritos y más queridos de cuantos he escrito, en su edición del mes de marzo. Ahorita mismo podrían encontrarlo tan solo con acceder a la página principal. Pero si están leyendo esto y ya no estamos en marzo de 2018, entonces basta con que vayan a la sección de ediciones anteriores (al final de la página) y seleccionen el mes correcto.

Y si ya han leído Juanita Reverón, igual vale mucho la pena que se pasen por la página de Temporales, porque en la edición de este mes, compilan 15 textos de excelente calidad, que representan una muy buena muestra de lo que se está haciendo ahora mismo en el mercado iberoamericano, y que, por su variedad (encontrarán cuentos, poemas, crónicas, ensayos, reseñas literarias, etc.), dejarán satisfechos a lectores de todos los gustos. Y apenas les estoy hablando de la edición de este mes, que es una muestra a escala del buen trabajo que está llevando a cabo esta revista, que mes a mes nos deja una selección pequeña pero bien nutrida de literatura contemporánea, para que nos actualicemos y deleitemos.

Sigue leyendo