La persiana

Una persiana golpea contra la ventana cerrada y el hombre que la mira moverse se recrimina por temer, por ese ardor en la boca del estómago que le sobreviene, como si fuera una máquina de tener miedo que se activa ante los más repetidos clichés del terror. ¿Quién nos enseñó a temer cortinas y demás trastes sobre una ventana? ¿Quién fue el primero en sentir miedo ante ese batir de telas? ¿Es posible que aquel pánico no existiera antes de que el primer sujeto lo nombrara, lo describiera, le diera forma con sus palabras? Preguntas que el hombre se hacía para racionalizar el horror, para reafirmar su cordura. Pero al décimo movimiento de la persiana, después de haber sellado toda fuente de viento, después de haber garantizado que ninguna corriente de aire llegaba hasta los predios de la persiana, el hombre decide mandar al demonio todo su razonamiento. Allí pasaba algo. Quizás era cierto que antes del primer relato fantástico, antes de la primera novela de terror, las persianas eran objetos inocuos, que hasta que el primer escritor no se vio obligado a maquillar una atmósfera de tensión que antecediera al fantasma, al grito, a la muerte, las cubiertas de ventanas no eran más que materiales inertes. Pero, quizás la suma de los temores conectados, generación tras generación, habían dado vida a lo inmaterial, lo habían poblado de monstruos o acaso le habían impregnado de la sensibilidad para detectarlos, para señalarlos con su lenguaje curvilíneo. Con la undécima ondulación de la persiana el hombre termina de enloquecer y abandona su casa con la noche en su espalda. Ya sola, sin nadie que la mire, sin nadie que le tema y la impregne de vida, la persiana descansa.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s