He leído

He leído tabacos que son novelas épicas, caracoles con tragedias tales que harían sonrojar a Sófocles y a Esquilo. He leído manos que narran eventos más poderosos y sublimes que los que cabrían en un Nobel o un Cervantes. Pero lo que me dice el fondo de este café, la historia que me cuenta, no da para mucho. Apenas para esbozar estas líneas, diluir un par de pastillas junto a un vaso de aguardiente, acostarme a dormir y rezar por que no me despierten los truenos.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s