El viejo Wang*

Eran las siete de la noche y el negocio de Wang estaba lleno al tope por gente de todo tipo. Para llegar a él había que adentrarse con una profundidad de espanto en las redes más enrevesadas de aquellas partes de la Colmena que no figuraban en ningún mapa oficial, pero que los cuerpos policiales tenían siempre sobre alguna HLBlackboard, marcada con al menos doce puntos rojos, que por lo general indicaban el lugar de un asesinato en investigación. De seguro, al menos unos cuatro de esos puntos permanecían allí desde dos o tres años atrás, porque los cuerpos policiales evadían a toda costa sus obligaciones referentes a esas zonas, creadas y sostenidas prácticamente al margen de la ley.

Solo los oficiales que habían pertenecido a esas zonas desde su nacimiento tenían permitido entrar; y por lo general a estos nada de lo que allí ocurría les sorprendía o importaba. Vivir al margen no solo de la ley sino también de la evolución simulada del mundo era una experiencia que secaba de ideologías y otras pasiones a cualquiera. Pero siempre quedaban un puñado de hombres y mujeres que sentían y se dolían por lo que pasaba en esas calles . Uno de ellos era, y había sido desde el inicio mismo de las Colmenas y sus cloacas aledañas, el mismo maestro Wang, hoy simplemente llamado Wang.

Sigue leyendo

Anuncios

7 preguntas para hacerte al terminar de escribir un cuento

1. ¿El cuento empieza donde debe empezar?

En muchas ocasiones empezamos a escribir por donde el cuento se nos presenta (o donde la inspiración nos encuentra), pero no necesariamente donde el cuento debe empezar. Ángela Hernández Núñez dice que es frecuente que las primeras palabras, oraciones e incluso párrafos que escribimos en un cuento sean un entrenamiento interno para conocer su verdadero inicio.

Relee lo que has escrito y verifica dónde tiene más sentido que empiece tu historia. Si eso significa que debes borrar tres párrafos bien escritos, hazlo sin remordimiento. Quizás te sirva aquel precepto del in media res o, lo que es igual, empezar la historia a medio camino de su desarrollo. En ese caso, puede que algunos fragmentos del inicio, donde explicas aspectos del argumento de tu historia o de sus personajes, se puedan rescatar en párrafos siguientes. Pero no intentes rescatarlo todo. En literatura hay que ser tan valiente con lo que se escribe como con lo que se borra.

Sigue leyendo

Presentación del libro del IX Concurso Nacional de Cuentos SACVEN 2013

SACVEN

Este viernes 20 de marzo será la muy esperada presentación del libro que compila al ganador y a las menciones del IX Concurso Nacional de Cuentos SACVEN 2013. La cita será a las 2 pm en la sala Espacios Cálidos de UNEARTE, en el marco de la FILVEN 2015. Si quieres conocer más sobre los detalles de este evento, puedes revisar el artículo que ha escrito SACVEN en su blog. Y si quieres conocer más sobre el anuncio de los ganadores, puedes revisar este artículo que escribí hace ya un tiempo.

El cuento ganador del concurso fue Portento, un relato de Hensli Rahn, tan hilarante como oscuro, razón ya de por sí suficiente para comprar el libro, que se estará vendiendo en el stand de Segunda Lectura (# 119), ubicado en la plaza Vicente Emilio Sojo. Pero a esa razón se suman los cuentos de los 7 finalistas, entre los cuales mi cuento Los 7 mandamientos de la Granja Muck recibió primera mención. De los otros 6 cuentos, he tenido la fortuna de leer otros dos, que son una muestra de la calidad literaria que se ha observado en este concurso en sus diferentes ediciones. Ya deseo tener el libro en mis manos para leer y releer, y espero que a ustedes también les agrade la lectura.

Nos vemos, entonces, este viernes para brindar por este nuevo libro. ¡Salud!

Consejos para narrativa desde la escritura de guion

Dicen que el buen escritor es el que escribe frases insustituibles. Así de simple y así de complejo. Todo se centra en escribir una frase que no se pueda reducir, ni ampliar, ni cambiar en su sintaxis o su estética; una frase que no se pueda sustituir por una fórmula diferente, sea simbólica o más objetiva, porque así como está ya sugiere todo lo que debe sugerir, emociona todo lo que debe emocionar, trasciende todo lo que debe trascender. Y de esta forma, frase a frase, construir un poema, un cuento, un ensayo o una novela.

En la misma línea, Augusto Monterroso nos dice, en su decálogo del escritor: “lo que puedas decir con cien palabras dilo con cien palabras; lo que con una, con una”. Nos insta a no intentar el redondeo de la extensión de nuestros escritos para ajustarnos a tal o cual estructura, sino a que nos aboquemos a descubrir cuál es la estructura ideal, la extensión justa, para ese texto. Y son consejos muy buenos, los dos: escribir frases insustituibles, con el formato ideal y la extensión justa. Pero, ¿siempre es posible escribir frases insustituibles? O, más aún, ¿existe algo realmente insustituible, ideal, justo, en literatura? En este artículo veremos un consejo de estilo para mejorar nuestra narrativa, sacado del universo de la escritura de guion de cine (del guion comercial, cabe destacar), que va un poco en contra de esto. Veamos, entonces, si esto nos sirve, al menos, para encontrar un buen punto medio.

Sigue leyendo

Presentación de “Manual de patologías”

Tapa Salvador

Este sábado 14 de marzo, a las 2 pm, en la sala César Rengifo del Museo de Bellas Artes, se estará realizando la presentación de mi libro de cuentos Manual de patologías, que resultó ganador del VIII Concurso Nacional de Narrativa Salvador Garmendia. El presente post no es más que para extenderles la invitación a todos los que quieran asistir, o que tengan planeado asistir ese día a la FILVEN, que es el evento en el que estará enmarcada la presentación del libro, por si se les antoja hacer un desvío de sus actividades en la feria. A continuación los dejo con el resumen del libro, que se puede leer en su contraportada, y que fue redactado por Ximena Hurtado Yarza, a quien por supuesto le agradezco por sus palabras:

Víctor Mosqueda Allegri, nacido en Valencia, Venezuela, en 1984, nos ofrece hoy su libro Manual de patologías, en el que se revela una vez más como poseedor de un singular talento narrativo, el cual se ve reflejado en el dominio de las herramientas inherentes al relato, mediante una prosa metaficcional pletórica de estructuras lógico-simbólicas que introducen al lector en una suerte de remolino psicológico en el que se ven representados múltiples universos narrativos.

Situaciones imaginarias y otras perfectamente verosímiles se yuxtaponen en todo el texto que consta de treinta y tres relatos distribuidos en cuatro partes que responden a otras tantas intencionalidades literarias, y se ensamblan homogéneamente haciendo que quien lo lee, viva diversas e inolvidables experiencias.

Y si quieren saber un poco más sobre este libro, pueden leer esta breve nota sobre su creación o algunos de sus cuentos, que están colgados en este blog. ¡Nos vemos el sábado!