Querido Tommy, Parte II

Hace poco más de un año Tommy Torres, cantante y compositor puertorriqueño, sacó al aire una canción llamada “Querido Tommy“, donde trasladaba a versos cantables dos supuestas cartas de un hombre que le pedía ayuda para conquistar a una mujer. En esa misma canción, Tommy también incluye su respuesta. Y como era de esperarse, un asunto que involucra redes sociales, fanáticos y un cantante mostrándose inusitadamente cercano a estos, tenía que volverse masivo en atención. La canción se volvió un éxito, y como todo evento viral, cada tanto regresa y vuelve a tomar un poco de auge, que suma más nuevas vistas al video, y un poco más de fama al fenómeno.

Yo no había visto el video ni escuchado la canción hasta hoy (tampoco conocía al cantante), cuando por fin me rendí a la mucha publicidad de ella que me llegaba por facebook. Y ahora que ha pasado un año, no pude dejar de preguntarme qué sería de la vida de Paco, el afortunado hombre que recibió una respuesta del cantante. A decir verdad, no se me ocurren muchas cosas que puedan derretir la voluntad de una mujer, como conseguir que una estrella que ella admira escriba una canción recomendándole estar con otro hombre. Por ello llegué a pensar no solo que el Paco lo había logrado, sino que ahora la mujer estaba obsesionada con él. Ante esta situación, decidí escribir la continuación de esta historia de la cual solo conocimos su inicio. Lo he hecho siguiendo la métrica de la canción original, que pueden leer, justo después del video de Tommy, que coloco aquí, en medio del post. Ya dirán ustedes si el amigo Paco tuvo o no suerte. Mi recomendación es que la lean siguiendo la melodía. Pueden mantener corriendo el video mientras lo hacen. Al menos mientras no aparezca algún buen imitador de Tommy Torres que quiera grabar esta segunda parte. Desde ya les dejo esa invitación. Y no digo más. Que hablen Paco y Tommy.

——————–

——————–

Querido Tommy, ¿cómo decir adiós?

Querido Tommy, me has echado una vaina. No sé si tú me querías echar una vaina. Te escribo para reclamarte algo, que me hace desear tu muerte. No pienses que bloffeo, es la verdad. Mi nombre es Paco y me he mudado de Santiago, por esa chica que quiero salga de mi mente. Tus parrafadas elocuentes y el ser parte de una de tus canciones (te imaginas ya por dónde voy), han hecho que ella no me suelte y me acalambra, y ahora estás obligado a ayudarme a decirle que no quiero estar con ella, en prosística, ensayística o poética, que eso del romanticismo es algo comercial, que tú escribes tan bonito, pero no te importan sus suspiros, tampoco si la amo ni nada más… no sé si bastará.

Señor Tommy, aquí le escribo nuevamente. Ya voy por Mombasa (pensaba que era buena gente). Ella me tiene acorralado y ahora sí estoy desesperado. Ayúdame a evadir la forma de decirle que mi pesadilla es ella, que su obsesión no resulta poética, que eso del romanticismo con ella no va ya. Tener pareja no es bonito, y eso a mí ninguno me lo dijo. Haz que no me persiga nunca más. Sino te va a costar.

Amigo Paco, disculpa la demora. Sencillamente, me importa un bledo toda tu historia. En el amor no hay mandaderos, no sé de dónde sacaste eso. Si quieres o no alguien, díselo y ya. No confundas mi canción con consentimiento. Hay que tener independencia en el intelecto. No me preguntes qué decirle a tu chica. Si no puedes decirle que tiemblas por ella, es tu compromiso encontrar la manera. Que eso del romanticismo es solo un juego personal. Cuando se trata de sentimientos, toca tener los huevos bien puestos. Y espero que después de esto no jodas más. Ni a mí ni a nadie más.

——————–

Esta parodia fue escrita para mi participación en la semana 10, del proyecto de literatura colectiva “Corazón de Sapo” que organiza Escriturama. Me he saltado de nuevo el límite máximo de palabras, pero espero sepan perdonarme.

Anuncios

7 comentarios en “Querido Tommy, Parte II

  1. Pingback: CDS. 10ma Entrega. ¿Cómo decir adiós? | Escriturama

  2. http://goo.gl/rTbhQm *yo al leer hasta la primera coma de la introducción* B, te lo prometo que lo primero que pensé cuando leí eso fue “Víctor acaba de ser hackeado por su más grande némesis y el maldito le acaba de escribir en su blog el equivalente al ‘soy homosexual’ literario”.
    Ya yo conocía la terrible historia y creo que tu segunda parte ha sido tronchante, aunque me hubiera gustado más que en vez del tema emocional, ahondara en la incapacidad de razonar.
    Lo de “hay que tener independencia en el intelecto” ha sido épico, y creo que es porque esa habría sido la respuesta más sensata ante semejante pedido. Definitivamente esta es la versión 2.0 de las tarjetas de amor compradas. Por lo demás, ya decidí que de ahora en adelante entro a este blog alerta y bajo mi propio riesgo, estás hecho un despertar de emociones en el lector. ¡Bien por eso!

    Me gusta

    • Pobrecita, Emma. Jejeje. Lamento que te hayas sentido como el gatito del gif. Sé que este post no representa a lo que habitualmente muestro de mi escritura en el blog. Pero quizás te sorprendería saber que soy un parodiador de canciones de clóset. No solo lo hago espontáneamente casi cada día de mi vida, sin interponer algún medio para dejar constancia escrita, sino que de tanto en tanto escribo mis parodias. La cosa es que siempre me las quedo para mí, tú sabes, como todo parodiador de clóset. En este caso he accedido a mostrarla por dos razones. La primera, es que la idea me vino a la mente tratando de cumplir con mi tarea de escriturama, y la segunda que me pareció un experimento interesante colgar esto en el blog y medir las reacciones. Eso sí, no tienes nada de qué preocuparte, que después de este post no verás ningún otro similar. Seguiré ejerciendo mi rol parodiador desde el clóset, y dejándole a los buenos parodiadores la labor de hacerlo fuera de él.

      Ah, y yo también hubiera querido hacer más énfasis en el asunto de la independencia intelectual, y en el asunto de la estrategia de márketing, pero tenía que regirme a la métrica de la canción, lo que no me dejó oportunidad. Lo que quedó fue lo que me salió. =S

      Me gusta

      • A ver, B, lo del gatito no fue porque me ofendiera ni nada si no la reacción propia que genera un estímulo poco común. A mí la verdad no me ha disgustado el asunto y la sensación de después de terminar de leerlo todo fue de justicia; la de “mereció la pena que me hablaran de un compositor puertoriqueño de canciones balurdas”. Así –> http://imgur.com/TsCL7sk Por otro lado, lo de parodiador de canciones suena muy interesante, a ver si lo hago un día. Seguro que encuentro una que me aliente a ello.

        Por cierto, ¿tienes algún conocimiento con respecto a las regalías por derecho de autor? ¿cada vez que este sujeto canta esa canción o vende un disco el dinero es para Paco o cómo es la cosa?

        Le he dado al play y ya vi la parte del intelecto XD

        Me gusta

      • Ya me mostrarás entonces tus primeros acercamientos a la parodia musical. Con respecto a lo de las regalías, yo asumo que deberían darle dinero a Paco, pues varias de las palabras de la canción son suyas. Pero como estoy casi 100% convencido, que Paco es un personaje ficticio, con su cuenta de twitter falsa, y una carta también falsa, entonces todo queda en casa y todos felices. Ahora, con respecto a las parodias, que sé que no me lo preguntaste, existe un derecho internacional a la realización de parodias, en la cual se pueden usar elementos de una obra original sin necesidad de pagar derechos de autor o explotación, y pudiendo devengar por ello los propios. No sé cómo funciona en específico, pero sé que va por allí la cosa.

        Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s