Querido Tommy, Parte II

Hace poco más de un año Tommy Torres, cantante y compositor puertorriqueño, sacó al aire una canción llamada “Querido Tommy“, donde trasladaba a versos cantables dos supuestas cartas de un hombre que le pedía ayuda para conquistar a una mujer. En esa misma canción, Tommy también incluye su respuesta. Y como era de esperarse, un asunto que involucra redes sociales, fanáticos y un cantante mostrándose inusitadamente cercano a estos, tenía que volverse masivo en atención. La canción se volvió un éxito, y como todo evento viral, cada tanto regresa y vuelve a tomar un poco de auge, que suma más nuevas vistas al video, y un poco más de fama al fenómeno.

Yo no había visto el video ni escuchado la canción hasta hoy (tampoco conocía al cantante), cuando por fin me rendí a la mucha publicidad de ella que me llegaba por facebook. Y ahora que ha pasado un año, no pude dejar de preguntarme qué sería de la vida de Paco, el afortunado hombre que recibió una respuesta del cantante. A decir verdad, no se me ocurren muchas cosas que puedan derretir la voluntad de una mujer, como conseguir que una estrella que ella admira escriba una canción recomendándole estar con otro hombre. Por ello llegué a pensar no solo que el Paco lo había logrado, sino que ahora la mujer estaba obsesionada con él. Ante esta situación, decidí escribir la continuación de esta historia de la cual solo conocimos su inicio. Lo he hecho siguiendo la métrica de la canción original, que pueden leer, justo después del video de Tommy, que coloco aquí, en medio del post. Ya dirán ustedes si el amigo Paco tuvo o no suerte. Mi recomendación es que la lean siguiendo la melodía. Pueden mantener corriendo el video mientras lo hacen. Al menos mientras no aparezca algún buen imitador de Tommy Torres que quiera grabar esta segunda parte. Desde ya les dejo esa invitación. Y no digo más. Que hablen Paco y Tommy.

Sigue leyendo

El traje nuevo del emperador

A veces la política parece sucia. Pero hay cosas que un hombre decente debe hacer para mantener su poder. Después de todo el poder es lo único que nos permite separarnos del resto de los individuos de una sociedad, con la posibilidad de hacer un bien o no hacer ninguno. Es claro que con poder se puede hacer mucho mal, pero sin poder el alcance de cualquier bien será demasiado limitado como para tomarlo en cuenta.

Y la cuestión es que vivimos en tiempos convulsos. Yo mismo confieso no entender las necesidades del pueblo que lidero. No entiendo qué pasa por sus retorcidas cabezas como para que ciertas acciones aberradas, como nuestros viajes televisados de safari cazando animales en peligro de extinción, nos aumenten en la escala de popularidad. Yo confieso que odio la caza. Me parece una actividad cruenta e inhumana. Pero mis asesores me dicen que las monarquías necesitan regresar a los tabloides si no queremos perder el último hálito de influencia que nos queda. Allí volvemos al asunto del poder y cómo mantenerlo.

Sigue leyendo

El encanto de la mujer más besada del mundo

La mujer más besada del mundo, la mujer más lengüeteada, la más lamida, la más mordida, nalgueada, chupada, frotada, la más pellizcada, la más tocada, la más eyaculada, la mujer más penetrada del mundo, la que más había recibido golpes de fuete, de manopla, de látigo, la más amordazada y encadenada, la más acariciada con plumas, la más untada con aceites de olores, la más vendada, la más vendida, la más prostituida, la más intercambiada, la más cabalgada, usada, doblada, volteada, cargada, colgada, la mujer más desnudada del mundo era también la del corazón más inhóspito, las vísceras más duras, el recuerdo más nublado, la sonrisa más curtida, y eso a ellos les encantaba.

¡Abracadabra, cabrón!

El muy maldito se creía mago. Se la pasaba el día entero con su puta varita transformando estupideces. Un día transformó a mi esposa en computadora y que porque yo no la atendía como mujer. Lo molí a palos y lo obligué a convertírmela en supermodelo. De pronto, está desfilando en pasarelas internacionales y se divorcia de mí para juntarse con un diseñador italiano. Lo volví a moler a palos. Lo obligué a que nos transportara a Italia y convirtiera a mi esposa en algún animal inferior. El imbécil la transformó en mula. Ahora la seduce otro burro toscano.

7 razones para leer un libro

1. Porque el silencio lúgubre que deja al final, su cruel vacío, nos prepara para la muerte.

2. Porque el camino a casa es largo y vas descalzo, porque viajar viajando no es redundancia.

3. Porque el calor atenta y entre sus páginas siempre flotan, como entre sueños, abanicos de posibilidades.

Sigue leyendo

Luminoso amarillo de Mempo Giardinelli

MempoGEstoy consciente de que al expresar mi opinión acerca de Luminoso amarillo y otros cuentos de Mempo Giardinelli no estoy haciendo más que el ejercicio de verter mis pensamientos, para no perder la capacidad de reflexionar sobre lo leído. Esta reseña, por ello, no persigue fin académico alguno. Lo único que intenta ser es un comodín personal, para que lo recién leído no se pierda en el extenso mar de mis recuerdos mal alimentados. Y no intento nada de envergadura con este texto, pues, he de confesar que tras la lectura de él, he quedado con más dudas que certezas. Presumo que esto se debe a que “Luminoso amarillo…” es el primer libro de este autor que he tenido entre mis manos, y mientras no lea otra de sus obras voy a sentir esa falta de asidero que me impide expresar mi opinión con más rigor. Quedan advertidos, entonces, sobre lo que podrán conseguir a continuación. 

Sigue leyendo