Microdecálogo del Microcuentista

1. No leas decálogos del cuento largo. Tendrías más éxito, incluso, con un decálogo del maestro de spinning.

2. Aprende a contar una historia con 10.000 palabras, luego con 1.000, más tarde con 100, luego con 10. Nunca al revés.

3. Grábate esto: Un cuento tiene inicio, desarrollo, nudo y final; tiene personajes, escenarios y anécdotas. Ahora olvídalo.

4. Relee todos tus grandes proyectos de cuento y novela desertados. Seguro pueden hacer el amor y concebir un microcuento.

5. Relee todos los cuentos y novelas que has escrito y amas. Borra aquí y allá hasta que sólo te queden 3 palabras. Sólo 3.

6. Cuenta hasta 10. ¿Lo notaste? Así es el microcuento. Es algo que se cuenta, pero no es cuento. Deja las comparaciones.

7. Muérdete los dedos, las uñas, la lengua, muerde el teclado; pero contente. No escribas nada que el lector pueda adivinar solo.

8. Lee a los maestros del microcuento y a los que usan el sombrerito de asno en la esquina del salón. Así lograrás un buen punto medio. 9. Pon el punto antes de lo que esperas. Si el final te toma por sorpresa a ti, es más probable que lo haga a otros.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s